Consejos

Médicos

 
Inicio Noticias
Contáctenos
 
      
 
 

 

 

 
 
 
 
 
consejos
 
 
 
 
esqesq
Hipercoagulabilidad: exceso de coagulación de la sangre

Hipercoagulabilidad

Cuando usted se corta su cuerpo deja de sangrar formando un coágulo (una masa engrosada de tejido sanguíneo) de sangre. Unas substancias en su sangre (llamadas proteínas) trabajan con partículas pequeñas (llamadas plaquetas) para formar el coágulo. Formar un coágulo se llama coagulación.

La coagulación ayuda cuando usted está lesionado pues disminuye la pérdida de sangre. Sin embargo, su sangre no se debería coagular cuando se está moviendo a través de sus vasos sanguíneos. La tendencia a formar demasiados coágulos se llama hipercoagulabilidad. Esto puede ser muy peligroso.

Riesgos

Un coágulo dentro de un vaso sanguíneo se llama un trombo. Algunas veces el trombo puede viajar en el torrente sanguíneo y quedarse atorado en sus pulmones. Este tipo de coágulo, llamado émbolo pulmonar, impide que la sangre llegue hasta sus pulmones. Un émbolo pulmonar puede ser fatal.

Un coágulo que bloquea un vaso sanguíneo en el cerebro puede causar un derrame. Un coágulo en un vaso sanguíneo en el corazón puede causar un ataque al corazón. Los coágulos de sangre pueden hacer que muchas mujeres tengan abortos espontáneos. Todas estas condiciones pueden ser fatales.

Causas

Existen proteínas en su cuerpo cuya labor supuestamente es impedir que la sangre se coagule demasiado. Algunas personas no producen suficiente cantidad de estas proteínas. En otras personas, estas proteínas no hacen su trabajo bien, o una persona puede tener proteínas adicionales en su sangre que hacen que la sangre se coagule demasiado.

Algunas personas nacen con la tendencia de formar coágulos. Esta tendencia se hereda, es decir que ocurre entre los miembros de una misma familia.

Ciertas situaciones o factores de riesgo pueden facilitar la coagulación de su sangre de manera excesiva. Estas situaciones incluyen lo siguiente:

  1. Sentarse en un avión o en un carro durante largo tiempo
  2. Descanso en cama prolongado (varios días o semanas a la vez) tal como ocurre después de una cirugía o después de una estadía larga en el hospital.
  3. Cirugía: puede hacer que el flujo de sangre sea más lento
  4. Cáncer: algunos tipos de cáncer aumentan las proteínas que coagulan su sangre
  5. Embarazo: aumenta la presión en su pelvis y piernas y puede hacer que se formen coágulos de sangre.
  6. Usar pastillas de control prenatal ("la píldora") o recibir terapia de reemplazo hormonal pueden hacer que el flujo de sangre sea más lento.
  7. Fumar: afecta la coagulación

Su médico puede pensar que usted tiene un problema de hipercoagulabilidad si cualquiera de lo siguiente es cierto para usted:

  1. Parientes con coagulación anormal o excesiva
  2. Usted tuvo un coágulo anormal cuando estaba pequeño
  3. Se le formaron coágulos durante el embarazo, cuando estaba usando la píldora anticonceptiva o cuando la estaban tratando con terapia de reemplazo hormonal.
  4. Usted ha tenido varios abortos espontáneos sin ninguna explicación.

Si su médico sospecha que usted tiene hipercoagulabilidad existen pruebas que pueden evaluar los niveles de proteínas en su sangre. Las pruebas también mostrarán si sus proteínas están funcionando del modo en que debieran para coagular su sangre de manera correcta.

Tratamiento

Varios medicamentos pueden "adelgazar" su sangre y hacer menos probable que se coagule. Algunas personas con hipercoagulabilidad tan solo necesitan tomar anticoagulantes de la sangre cuando están en una situación que les hace susceptibles a formar coágulos; tal y como cuando están en el hospital recuperándose de una cirugía, cuando están en un carro o en un avión durante largo tiempo o durante el embarazo.
Otras personas necesitan tomar el medicamento de manera continua por el resto de sus vidas. Su médico decidirá qué medicamento es apropiado para usted.

Medicamentos

Los dos anticoagulantes más comunes se llaman heparina y warfarina. Su médico probablemente le dará heparina primero pues la heparina funciona enseguida.
La heparina debe inyectarse con una aguja pequeña debajo de la piel. Una vez que la heparina comienza a funcionar, su médico probablemente hará que usted comience a tomar warfarina oral. La warfarina toma más tiempo en comenzar a funcionar.

Efectos secundarios de medicamentos

Ambos medicamentos pueden hacer que usted sangre con más facilidad. Si usted se corta, puede notar que le toma más tiempo de lo normal para que su sangre se coagule. Probablemente también formará moretones con mayor facilidad. Llame a su médico si tiene cualquier sangrado fuerte o inusual.

La warfarina tiene un efecto más fuerte en unas personas que en otras. Si usted toma warfarina su médico querrá evaluarlo con frecuencia con una prueba de sangre que muestra qué tan bien está funcionando la warfarina.

Algunos medicamentos pueden aumentar o disminuir la potencia de la warfarina. Consulte con su médico antes de tomar un medicamento nuevo; incluso uno que no requiere receta médica, vitaminas o suplementos herbales. Además, hable con su médico acerca de medicamentos que debería evitar mientras toma warfarina.

En caso de embarazo, no debe tomar warfarina. La warfarina puede causar defectos de nacimiento. En vez de eso, debe usar heparina hasta que nazca el  bebé.
Si quiere quedar en embarazo y ya está tomando warfarina, hable con su médico acerca de cambiarla por heparina. Las mujeres sexualmente activas que toman warfarina deben usar métodos para el control de la natalidad.

 

 

Ref. FamilyDoctor.org

 

 

 

 

 

esqesq
 
 

IGSS - 2012 ® Todos los derechos reservados

Sitios de interés
Preguntas frecuentes
Mapa de sitio