Consejos médicos

 
Inicio Noticias
Contáctenos
 
      
 
 

 

 

 
 
 
 
 
consejos
 
 
 
 
esqesq
 

El Tétano: Prevención y Tratamiento

Bacteria del Tétano

Prevención

Existen dos maneras importantes para prevenir el tétano: vacunarse contra el tétano, junto con otras inmunizaciones de rutina, o recibir una vacuna después de sufrir una herida que podría provocar tétano (profilaxis contra el tétano posterior a la exposición).

En el caso de los niños, la inmunización contra el tétano forma parte de las vacunas DTaP (difteria, tétano y pertusis acelular). Se suele aplicar una serie de cuatro dosis de DTaP antes de los dos años, seguida de una dosis de refuerzo entre los 4 y los 6 años de edad. Después, se recomienda aplicar una dosis de refuerzo (Tdap) entre los 11 y los 12 años, y en la edad adulta, un refuerzo de la vacuna antitetánica y difteria cada 10 anos. Asegúrese de que sus hijos no salteen las visitas al pediatra para que las inmunizaciones sean aplicadas a tiempo.

Como en el caso de todos los programas de inmunización, existen importantes excepciones y circunstancias especiales. El médico contará con la información más actualizada.

La profilaxis contra el tétano después de la exposición a la bacteria también consiste en vacunas, pero que se aplican cuando hay una herida presente. Las vacunas que se aplican dependen de la cantidad de años que hayan transcurrido desde que el paciente recibió el último refuerzo, de la cantidad total de vacunas antitetánica que haya recibido y de la naturaleza de la herida.

Es posible que el médico recomiende aplicar un refuerzo de la vacuna antitetánica (Td, DTap, o Tdap, según la edad la paciente y las inmunizaciones previas) y/o las inyecciones de inmunoglobulina antitetánica (TIG) para neutralizar cualquier toxina liberada por la bacteria.

El tétano neonatal se puede prevenir por medio de la inmunización antitetánica de todas las mujeres embarazadas, del alumbramiento en condiciones de higiene, sanitarias adecuadas, y de la higiene y el cuidado adecuados del cordón umbilical. Si usted está embarazada, converse acerca de sus inmunizaciones con el obstetra con suficiente antelación a la fecha probable de parto.

Cualquier herida en la piel (en especial las punzantes y profundas o las heridas que puedan contaminarse con heces, tierra o saliva) se debe limpiar y cubrir inmediatamente. Si bien es importante limpiar todas las heridas, recuerde que la limpieza no reemplaza a la inmunización.

Tratamiento

Los médicos desempeñan un papel importante en la prevención del tétano porque deben asegurarse de que las inmunizaciones de los niños se encuentran al día y deben brindar profilaxis post-exposición si un niño sufre una herida que corre el riesgo de infectarse con tétano.

Los niños que desarrollan tétanos reciben tratamiento en un hospital, en general, en la unidad de cuidados intensivos. Allí, los niños suelen recibir antibióticos para destruir las bacterias y TIG para neutralizar la toxina que las bacterias han estado liberando. Los niños también reciben medicamentos para controlar los espasmos musculares y, tal vez, reciban tratamiento para garantizar las funciones vitales.

Cuándo llamar al médico

Si no está seguro de que su hijo haya recibido la inmunización antitetánica o si sabe que no la recibió en en su totalidad, comuníquese con su médico. Si ya han pasado más de 10 años desde que alguna persona de su familia recibió un refuerzo contra el tétano, programe una visita al médico para ponerse al día con la inmunización.

En caso de sufrir una herida punzante u otra herida profunda, limpie la zona y comuníquese con el médico para decidir si su hijo debe recibir profilaxis post-exposición contra el tétano. Si su hijo padece espasmos musculares o rigidez en la mandíbula (en especial después de haber sufrido una herida) busque atención médica inmediatamente

 


Ref.KidsHealth

 

 

 

 

esqesq
 
 

IGSS - 2012 ® Todos los derechos reservados

Sitios de interés
Preguntas frecuentes
Mapa de sitio