Un total de 49 casos de pacientes embarazadas y 2 recién nacidos con la enfermedad del zika han sido detectados oficialmente en las distintas sedes del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) ubicadas a nivel nacional, indica la Dra. Mónica Rodríguez, de la Sección de Epidemiología del Departamento de Medicina Preventiva.

La doctora Rodríguez especificó que al mes de agosto 2016, el IGSS ha enviado al Laboratorio Nacional de Salud, del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, un total de 233 muestras de casos sospechosos de zika de los cuales 226 correspondieron a pacientes embarazadas, de los cuales 49 dieron positivo, los restantes 7 eran de recién nacidos de los cuales 2 fueron positivos.

El doctor René Oswaldo Marroquín, jefe de la Consulta Externa del Hospital de Maternidad y Ginecobstetricia del IGSS, indica que debido a que los síntomas chikungunya, dengue y zika son similares, a las pacientes que llegan a las unidades de dicho hospital con síntomas como dolor intenso de cabeza, fiebre, conjuntivitis, debilidad, fatiga, vómitos, diarrea, dolor abdominal, dolores musculares, y dolor en las articulaciones, inicialmente se hacen les practican los exámenes para descartar las primeras dos enfermedades mencionadas.

Los protocolos

Desde febrero de 2015, el IGSS implementó protocolos para la vigilancia epidemiológica del zika, así como para el manejo de las pacientes en todas las sedes a nivel nacional, y tras confirmarse algún caso se les brinda un seguimiento especial a la madre y al feto, y aún después de parto, agrega el doctor Marroquín.

A las pacientes que llegan con casos sospechos, se le practican los exámenes de laboratorio, y los que sean positivos o confirmados se les hacen los ultrasonidos necesarios y son trasladados a las salas de mediano riesgo, mientras que los negativos también se les hacen los ultrasonidos, se les da el seguimiento, control y observación, hasta confirmar que son negativos.

El seguimiento

Las pacientes con caso confirmado de zika, tienen un seguimiento seriado en mediano riesgo, y tras haber pasado al área de labor y parto, se hace una evaluación del neonato y la madre, se hace un resumen del caso neonatal y materno, para establecer que no existe ninguna anormalidad en el bebé. Aunque no necesariamente por que la madre haya sufrido de zika el bebé nacerá con alguna anormalidad, puntualiza el doctor Marroquín.

Cada año en las distintas sedes del IGSS, nacen un promedio de 42 mil niños entre partos normales o cesáreas, de los cuales 20 mil se registran en el Hospital de Maternidad y Ginecobstetricia, con sede en la zona 13.

El zika aparece en África en 1947

La enfermedad por el virus del Zika es detectada en África en 1,947  en primates no humanos en el bosque Zika del cual deriva su nombre. Es detectada por primera vez en humanos en Nigeria en 1,957. Se identificó el primer caso en la Isla de Pacua, Chile, en 2,014. La doctora Karen Girón, infectóloga de adultos del IGSS explica que en Latinoamérica empieza a tener auge al conocerse en 2,015 varios casos detectados en Brasil, y desde ese entonces se les ha dado seguimiento.

Por su parte la doctora Verónica Gómez, infectológa de adultos del IGSS, dijo que entre otras medidas preventivas para el combate del vector o el mosquito transmisor del zika, están la eliminación de los criaderos, fumigar las áreas donde tengan presencia, así como el uso de velas de citronela, así como la colocación de mosquiteros para cubrir las camas en el momento de dormir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here