La Institución adopta acciones para afrontar la época de frío

Las últimas semanas de octubre y los primeros días de noviembre es la etapa de transición entre el fin de la época lluviosa y el inicio de la temporada del frío. Este clima afecta principalmente a niños menores de cinco años, así como a los adultos mayores al sufrir distintas afecciones respiratorias indica la doctora Vilma de Oquendo, coordinadora de la Unidad de Pediatría, de la Periférica de la zona 5, del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

“Mi sobrinita Juliana Ayme Sierra, tiene 10 meses, estaba muy sana pero este cambio de clima le provocó mucha tos y le costaba mucho respirar, la trajimos aquí a la periférica de la zona 5, la nebulizaron con su medicamento y gracias a Dios de inmediato se le vio la mejoría, hoy es su segundo día de nebulización, nos han atendido muy bien y la beba esta hasta sonriente” indica Luz del Rosario Limatuj.

Acciones preventivas

“Como parte de las acciones permanentes para evitar que en esta temporada se eleve el número de pacientes con Infecciones Respiratorias Agudas (IRA), mantenemos las jornadas de vacunación contra la diftería, tosferina, y el neumococo, atendiendo las respectivas citas y edad de los niños”, explica la doctora de Oquendo.

De enero a agosto del presente año, en dicha unidad han sido atendidos 26 mil 372 niños, de los cuales el 18% es por distintas afecciones respiratorias, siendo esta la primera causa de las consultas, situación que se incrementa de septiembre a diciembre explica la profesional entrevistada.

Los adultos mayores

La etapa de frío también complica la salud de las personas de la tercera edad con procesos gripales, bronquitis y neumonías, esta última sino se controla a tiempo puede tener serias complicaciones, indica por su parte la doctora Irma Martínez coordinadora de la Consulta Externa del Centro de Atención Médica Integral para Pensionados (CAMIP), 3 Zunil, IGSS.

Pero dentro de la misma población que es atendida en las unidades de CAMIP se tienen algunas personas consideradas como de alto riesgo por padecer alguna enfermedad crónica como diabetes, reumatológicos, lupus, así como otras que les hacen consumir medicamentos con esteroides que les bajan las defensas, por lo que se han adoptado procesos preventivos, indica la profesional.

Vacuna contra la influenza

Como parte de las acciones de prevención está en marcha la colocación de la vacuna contra la influenza a todos los pacientes considerados de mayor riesgo, para evitar las complicaciones por si les diera esa enfermedad, aunque no se trata de que no les dé sino de disminuir el impacto de la misma explica la doctora Martínez.

La profesional agrega que los pacientes reciben constantemente charlas preventivas, en las que se les hace énfasis en que deben abrigarse bien, utilizando suéter grueso, bufandas, guantes, así como evitar exponerse al frío innecesariamente, se les hace conciencia de que en el momento de sufrir alguna complicación en un proceso gripal que asistan de inmediato a su unidad donde se cuenta con los recursos suficientes para brindarles la atención necesaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here