En el servicio de gastroenterología pediátrica de la Unidad Periférica del IGSS zona 5 se brinda diagnóstico, tratamiento y se da seguimiento a las patologías que afectan el tubo digestivo, así como sus glándulas anexas, como el hígado y páncreas, explicó la doctora Jesica del Rosario Rivera, gastroenteróloga pediátrica.

Dra. Jesica del Rosario Rivera.

Esta unidad fue inaugurada hace un año y durante ese tiempo han sido atendidos unos 2,500 niños comprendidos entre cero y siete años, un promedio de 200 cada mes, dijo la doctora Rivera.

Los casos que se atienden con mayor frecuencia son: reflujo gastroesofágico,  diarreas, dolor abdominal o cólico y alergias a la leche (lactosa). Después de realizarles el diagnóstico, se les apoya  con el uso de algunas fórmulas especiales, indicó la profesional.

Además, por medio de la realización de endoscopías y colonoscopias se diagnostican casos de gastritis y colitis, así como trastornos de deglución y algunos de estreñimiento, por lo que se les proporciona el tratamiento que necesiten.

¿Cómo prevenir estos padecimientos?

Entre las principales recomendaciones para la prevención de estas enfermedades están: lavarse las manos con agua y jabón, comer despacio, masticar bien, no condimentar los alimentos,  no dormir después de comer y evitar el consumo de comidas muy frías o muy calientes.

También se recomienda sentarse adecuadamente para comer, no excederse en el consumo de golosinas y frituras, hacer ejercicio, consumir cereales, verduras y frutas. Los médicos hacen énfasis en no automedicar a los niños, pues lo mejor es que se consulte a un especialista para que les brinde el tratamiento adecuado, concluyó Rivera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here