Expertos del Hospital General de Quetzaltenango realizaron la primera endoscopía nasal utilizando un equipo de microdebribrador, un aparato de última generación que permite practicar cirugías poco invasivas, lo cual proporciona una serie de beneficios para el paciente, informó el doctor Carlos Méndez, otorrinolaringólogo de este centro asistencial.

Este equipo consiste en un panel de control, un monitor y unas pinzas, el que además se utiliza para hacer cirugías de cornetes, pólipo nasales (goteo de nariz), cirugía de base de cráneo, y rinosinusitis crónica. Debido a que se trata de un equipo sofisticado, este permite que el paciente tenga una recuperación rápida y eficiente.

Las pinzas son de múltiples revoluciones por minuto cuyo sistema permite succionar y desvanecer los tumores, además por ser poco invasivas brinda las ventajas de que el sangrado sea mínimo y que la recuperación del paciente sea muy rápida, concluyó el especialista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here