La mejor forma de proteger a sus hijos del dengue es evitar que los mosquitos los piquen, informó el doctor Pablo Pivaral, jefe de Pediatría de la Unidad Periférica Zona 5, ante la proliferación de esta enfermedad de la que el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) reporta más de 8 mil casos en todo el país.

A la fecha en esta unidad han sido atendidos tres casos de niños con dengue. El profesional hizo el llamado a los padres de familia o encargados a que cuiden a los niños, que implementen medidas de prevención, entre estas colocar mosquitero o pabellón en el lugar donde se encuentren los menores, así como vestirlos con ropa que les cubran los brazos y las piernas.

También es importante la aplicación de repelentes, tanto en casa o cuando se dirigen a su centro estudio, o bien tienen previsto visitar alguno de los departamentos con mayor incidencia de casos de dengue como Retalhuleu, Guatemala, Escuintla, Izabal y Suchitepéquez.

Si el bebé presenta síntomas como mollera y ojos hundidos, resequedad bucal, menor cantidad de orina, molesto, excesivamente agitado o con sueño, con fiebre de más de 37.8 grados centígrados, temperatura menor de 36 grados centígrados, sangrado de nariz, moretes en el cuerpo o vómitos más de tres veces al día, acuda a su médico o a su unidad médica correspondiente.

El dengue se clasifica como dengue sin signos de alarma: niños con temperatura de 38.5° grados centígrados, rash , dolor detrás de los ojos, cabeza, brazos, músculos y articulaciones; con signos de alarma: dolor abdominal, vómitos e inflamación del hígado, y dengue grave: con shock, desmayo, sangrados de boca y nariz y vómitos con sangre.

Es importante que tanto padres como encargados implementen medidas preventivas para evitar el dengue, para lo cual pueden eliminar cualquier recipiente u objeto en el que pueda haber agua estancada, porque estos son focos de reproducción del zancudo y por ende de esta enfermedad, enfatizó Pivaral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here