Desde hace cuatro años los pasillos del Centro de Atención Médica Integral para Pensionados (CAMIP) de la zona 12 han sido testigos del servicio que recibe Berta Dalila Linares, quien siempre llega a la Unidad acompañada de su perico “Topotito”.

Doña Berta se ha vuelto popular y sus compañeros la conocen como la afiliada del perico. Su sonrisa, carisma, humildad y amabilidad con el personal de IGSS son algunas de sus características que la han hecho una paciente modelo.

Siempre está presente en sus citas y “Topotito”, su fiel amigo, es testigo de ello. Por pena que se lo coman los gatos o los perros es que doña Berta decide llevárselo a donde quiera que vaya.

“Lo estaban vendiendo cuando aún era muy pequeñito y nos paramos a verlo y se le metió a mi hermana entre su suéter y decidimos comprarlo”, indicó dona Berta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here