Dentro del Plan de Contingencia por la temporada navideña, el IGSS ha desarrollado estrategias para prevenir tragedias como consecuencia del uso de los juegos pirotécnicos, la cual se inicia con la tradicional quema del diablo.

El doctor Mynor Mejía, jefe de la Sección Seguridad e Higiene y Prevención de Accidentes, explicó que hay personas que juntan basura, chiriviscos o llantas, colchones y desechos plásticos, los cuales causan altos niveles de contaminación ambiental, por lo que hace un llamado para terminar con esta práctica.

Ante esta situación, el profesional recomendó que se hagan fogatas pequeñas o que quemen piñatas, para que estas no alcancen el tendido de alta tensión que se encuentra en la vía pública.

Asimismo, sugirió que los niños tengan una adecuada vigilancia por parte de las personas adultas, que no salten ni lancen juegos pirotécnicos sobre las fogatas, no introducir cohetillos en envases de vidrio y no deben lanzarse entre sí productos con pólvora.

“Como medidas de seguridad se aconseja tener un extintor de fuego y recipientes con agua o arena cerca de donde se hace la fogata, por si en un caso se perdiera el control de las llamas”, explicó Mejía.

“A los conductores se les recomienda bajar la velocidad y hacer uso de las luces intermitentes al momento de pasar por donde haya fogatas, debido a que el humo le impide ver a las personas que están participando en la tradicional quema del diablo”, concluyó el médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here