La ingesta de alimentos que contienen mucha azúcar, grasas y carbohidratos causa que una persona aumente de peso, por ello es importante tomar acciones para dar un giro total y velar por una alimentación sana y realizar actividades físicas para tener resultados positivos, indicó la nutricionista Alejandra Bran.

Los hábitos para un estilo de vida saludable se forman en 21 días y se debe tomar en cuenta el horario de los tres principales tiempos de comida y los dos de las refacciones, por lo que se debe tener un plan alimentario para la semana.

No es necesario dejar de comer para bajar de peso, ni buscar dietas milagrosas o dietas desintoxicantes que prometen resultados rápidos. No se debe sustituir alimentos por  suplementos alimenticios, porque esto causa un desbalance en el cuerpo y en el metabolismo, los que genera más peso.

Se debe evitar el consumo desmedido de alimentos procesados,  por su alto contenido de sodio, grasas y aditivos químicos. No consuma sal, conservas ni aguas carbonatadas, pues estas aumentan la presión arterial.

Comer frutas y verduras es parte de una buena alimentación. (Foto: Prensa IGSS)

Consuma lo siguiente

Entre los alimentos que aportan beneficios para una dieta balanceada están las  frutas, verduras,  cereales integrales, lácteos descremados, aceites vegetales y carnes blancas, además es vital ingerir cada día como mínimo dos litros de agua.

También se  debe  tener actividad física, por ejemplo caminar o trotar 30 minutos al día, nadar, bailar, patinar, hacer yoga o bicicleta  con el fin de tener un cuerpo activo.

El Seguro Social recomienda hacer  algún deporte competitivo como el futbol o tenis, hacer ejercicios en máquinas estáticas, como caminadoras, trotadoras, bicicleta, spinning y escaladoras, entre otras.

Tener una alimentación adecuada nos ayudará a prevenir enfermedades como la diabetes e hipertensión, gastritis, estreñimiento y sobrepeso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here