Una buena higiene bucal es importante en cualquier etapa de la vida para evitar caries dental, extracciones y encías inflamadas. Este hábito debe iniciarse en los primeros meses de vida, explicó la pediatra Susan Rodas, del área de odontología pediátrica de la Unidad Periférica de la zona 5.

La doctora indicó que el aseo bucal comienza desde la etapa de recién nacidos. Las madres pueden llevarlos al odontólogo antes de que les salgan los dientes, para que les informen acerca de los cuidados.

La limpieza de las encías y la lengua de los bebés debe hacerse con el dedo índice, se utiliza una gasa o toallita humedecida con agua purificada. Previamente se requiere de una buena limpieza de manos.

Recomendaciones

La doctora Rodas aconsejó que el cepillado dental en los niños de ocho años es  tres veces al día y es de suma importancia no dejar de hacerlo antes de ir a dormir para no generar caries debido a la ingesta de alimentos que en algunos casos contienen azúcar.

El consumo de golosinas debe disminuirse.

Asimismo, para evitar que se le manchen o se les piquen los dientes, deben cepillarse luego de ingerir algún jarabe que contenga hierro, vitaminas y zinc.

“Es importante que también se minimice el consumo de golosinas, incluyendo dulces, chicles, chocolates, bombones, galletas, bebidas carbonatadas y otros con alto contenido del azúcar”, dijo por último la pediatra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here