Mejorar la calidad de vida de personas con autismo es el objetivo primordial de la Asamblea General de las Naciones Unidas que declaró el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social apoya con terapias a más de 200 niños nuevos por año, los que se suman a los 450 que se encuentran recibiendo atención especializada.

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es el octavo lugar de consulta pediátrica y atención especializada a niños en el Hospital de Rehabilitación, informó la doctora Karina Rodríguez, directora médica de ese centro asistencial.

El TEA es un trastorno neurobiológico del desarrollo y se manifiesta durante los tres primeros años de vida.

Existen diferentes grados de autismo en niños:

Grado 1. Trastorno autista: no desarrolla su lenguaje de forma adecuada, evita contacto visual y se aísla en su propio mundo.

Grado 2. Autismo regresivo: empieza a perder de manera paulatina las habilidades aprendidas.

Grado 3. Autismo de alto funcionamiento: presenta rigidez mental, ideas y actividades obsesivas e incapacidad motora.

En el Hospital de Rehabilitación los niños son atendidos de manera personalizada por un equipo multidisciplinario, conformado por un médico rehabilitador, un psicólogo individual y para la familia, terapeuta de lenguaje, terapeuta físico y terapeuta ocupacional. Estos profesionales trabajan en el desarrollo neurológico de los menores para su inclusión efectiva y sobre todo para mejorar su calidad de vida, indicó la doctora Rodríguez.


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here