La depresión es una enfermedad que se clasifica de leve a severa y puede presentarse desde el embarazo. Puede ser multifactorial, ya sea por predisposición genética o condiciones ambientales y en algunas oportunidades no se manifiesta porque el entorno en el que se maneja la paciente es estable, explicó la psicóloga Claudia María García, de la Unidad de Gineco Obstetricia.

Según los resultados de algunos estudios, en la mayoría de los casos las mujeres ya tenían síntomas de depresión, y con el embarazo, los cambios hormonales y un entorno no propicio, se manifiesta la depresión postparto.

Entre los síntomas de la depresión están el rechazo al embarazo y a su pareja, quejas constantes sobre el nacimiento del bebé y no querer amamantarlo. Esta enfermedad puede presentarse en un lapso de entre tres meses hasta un año, por lo que se recomienda seguir un tratamiento, para lo cual el IGSS cuenta con un equipo multidisciplinario que atiende a las personas que lo necesitan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here