El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), como grandes compensadores sociales, presentaron el foro Protección social y educación superior. Esta actividad fue realizada en el mes de la Seguridad Social, que conlleva la conmemoración de fechas importantes como el aniversario de la Revolución y de la creación del IGSS.

En la actividad participaron el licenciado Carlos Contreras, presidente de la Junta Directiva del IGSS; el doctor Erick Porres Mayen y el licenciado José Bernardo Pineda, también integrantes de la Junta; el ingeniero Murphy Paiz, rector de la Usac, y la Dra. Ana Marilyn Ortiz, gerente del IGSS, quien fue moderadora del foro con los expositores Renzo Rosal y Geidy de Mata, esta última docente de la Usac.

“El IGSS y la Usac sí somos compensadores sociales y yo veo la temporalidad, sabemos que el mundo está permanentemente cambiando, la sociedad guatemalteca siempre está en una coyuntura difícil, siempre hay cambios de modelos y crisis y ante cada uno de esos cambios secuenciales hay un compensador que hace frente a las incidencias que puede sufrir la familia guatemalteca y es que no les falta la protección en materia de salud y que no les falte la protección en materia de ingresos y de pensiones”, dijo Contreras.

El rector Paiz refirió que el IGSS y la Usac no son solamente salud y educación sino son las instituciones que tienen las prestaciones sociales, al referir que es de lo que carece mucha institución pública y privada. Paiz reconoció que “al presidente Juan José Arévalo Bermejo le debemos la Facultad de Humanidades, la autonomía de la Usac y el IGSS, como parte especial”, dijo durante el conversatorio.

En la actividad también hubo espacio para un foro que fue moderado por la Dra. Ortiz, quien puso sobre la mesa el tema de la autonomía. “La autonomía a veces molesta, pero a través del tiempo han rendido frutos estas instituciones —el IGSS y la Usac—. ¿Cómo blindar las instituciones?, puesto que hemos sobrevivido a terremotos reales y sociales”, cuestionó.

Sobre el tema Rosal opinó que es importante retomar el sentido de la autonomía, para que no se entienda como la potestad de “hacer lo que sea” y reflexionó sobre que “la autonomía no es un cheque en blanco sino algo que debe lograrse concretar a lo largo del tiempo (…). La institución de la autonomía de los gobiernos locales tiene que ver con un elemento fundamental que es la legitimidad o el valor creciente de los estudiantes, de los afiliados y de los pensionados, para que esa autonomía logre tener carácter”, aseguró.

Mientras tanto De Mata aseguró que la autonomía para la Usac y la fundación del IGSS con ese carácter “es un logro de los gobiernos progresistas de los presidentes Jacobo Árbenz y Juan José Arévalo Bermejo, los cuales siguen beneficiando a los guatemaltecos 70 años después”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here