El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) conmemora el Mes de la Seguridad Social, durante el cual reconoció a 247 personas que han trabajado durante 25 años consecutivos en la institución.

El licenciado Carlos Contreras, presidente de la Junta Directiva, reconoció el esfuerzo de los trabajadores y los instó a seguir mejorando para continuar con los cambios en el IGSS. «El IGSS es lo que ustedes son, si ustedes son diligentes y responsables, el IGSS también será así», aseguró el presidente Contreras.

El trabajo de las personas ha contribuido al desarrollo de la institución y en la mejora de la prestación de los servicios para los trabajadores y sus familias, quienes están protegidos dentro del paraguas de la Seguridad Social.

 

La Dra. Ana Marilyn Ortiz, gerente del #IGSS, reconoció el trabajo de las personas que durante 25 años han dedicado su vida al servicio «ser servidores públicos es algo maravilloso, aunque a veces se sacrifica a la familia para cuidar al familiar de alguien más», resaltó.

Para la Subgerencia de Recursos Humanos, la entrega del diploma y el pin por trayectoria es una oportunidad que tiene el IGSS de reconocer el trabajo de las personas “hemos reconocido un poquito del esfuerzo de nuestros trabajadores, tanto el galardón por los 25 años como el galardón a la excelencia que se ha entregado a los mejores trabajadores”, señaló la subgerente Cinthya Figueroa.

Los trabajadores que recibieron el reconocimiento se pronunciaron complacidos con la entrega y recordaron cómo el IGSS ha sido una parte importante en su vida.

“Es una vida la que uno tiene en el Instituto, para mí es importante el reconcimiento porque como personal de enfermería nos ayuda a continuar con las labores día a día y si hay algo que deba mejorarse que se haga porque es en beneficios de nuestros afiliados”, dijo Mayra Alonzo, enfermera de la Unidad de Retalhuleu.

Momento emotivo

Entre los galardonados se encuentra el médico José Napoleón Castillo Mollinedo, director de la Unidad Periférica de la zona 5, pero para la entrega de su reconocimiento, las autoridades del IGSS invitaron a su madre, la señora Julia Mollinedo, para que fuera ella la encargada de ponerle el pin.

“Es una gran bendición la que Dios me ha dado de tener a estas alturas de mi vida a mi madre viva. Son 25 años de servicio de sacrificio, de trabajo, de desvelos, de rotar por los hospitales y haber superado mis desafíos y llegar a cumplir 25 años de prestar mis servicios en el Instituto y que hoy haya sido mi madre la que me entreó el pin”, dijo Castillo.

“Sentí un gran gusto al ponerle su pin y es un gran honor como madre. Lo que los hijos son es una alegría para uno, porque uno comparte el sacrificio que hacen ellos, pero si uno no los ayuda ellos no se superan”, dijo la señora Julia Mollinedo, madre del médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here