El  Seguro Social se une al Día Internacional contra el Cáncer Infantil, que se conmemora hoy (15 de febrero), el cual fue instituido en el 2001 con el objetivo de sensibilizar y concientizar sobre la importancia de realizar un diagnóstico temprano y tratamiento oportuno, indicó el doctor Hilmar Larios, jefe de la Consulta Externa de Pediatría del Hospital General de Enfermedades, ubicado en la zona 9.

Actualmente en esta unidad estamos atendiendo a 120 niños con distintos tipos de cáncer, y cada año se recibe un promedio de 30 casos  nuevos, precisó el doctor Larios.

El cáncer es un tumor causado por células anormales de crecimiento desordenado. Entre los que más afectan a los niños están la leucemia, tumores del sistema nervioso central, tejidos blandos, tumores renales y oculares. En Guatemala los tipos de cáncer con mayor incidencia son la leucemia linfocíticas agudas y tumores cerebrales”, informó el galeno.

El Instituto cuenta con todo un equipo multidisciplinario, integrado por neurólogos, neurocirujanos, nutricionistas, intensivistas, psicólogos y hematooncólogos, que brinda atención personalizada con estándares internacionales y con medicamentos de alta calidad.

La detección temprana es fundamental

“Los padres deben prestar atención al estado de salud de los niños para tener una detección temprana, la cual es fundamental para el tratamiento oportuno del cáncer y así minimizar los padecimientos que ocasiona esta enfermedad”, expresó la doctora Silvana Oliva, especialista de esa unidad médica.

Entre otros síntomas que pueden observarse están falta de apetito, pérdida de peso, dolor de cabeza frecuente, los enfermos lucen pálidos, ven doble u oscuro, les aparecen moretones, sufren fiebres y bajo índice de actividad.

La psicóloga Andrea López manifestó que en su área profesional se trabaja la parte emocional de los niños y sus padres, se les orienta sobre las conducta que presentarán los niños y se trabaja en el apoyo para los cuidados paliativos y las técnicas para darles calidad de vida.

“Trabajar con niños es un sentimiento de amor, entrego el ciento por ciento para lograr que tengan estabilidad emocional. En una ocasión un niño con cáncer en el cerebro y que quería ser músico al cerrar su ciclo de vida pidió que yo lo acompañara, me tomó de la mano, fue una experiencia muy emotiva”, expresó con nostalgia López.

“A los padres y a los niños les digo que no se sientan solos, el IGSS cuenta con todo el apoyo necesario para pasar juntos todo ese proceso”, concluyó la entrevistada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here