Como parte de las actividades de cierre de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, nutricionistas del IGSS informan a las madres la forma adecuada de almacenar este alimento para conservar su calidad.

“Es importante que las madres conozcan cómo almacenar la leche que se han extraído para que esta conserve su calidad y así su bebé la reciba con todos los nutrientes que necesita para su crecimiento y desarrollo”, dijo la licenciada Lilian Hernández, nutricionista del Hospital de Gineco Obstetricia.

Hernández explicó que para almacenar la leche materna debe depositarse en envases exclusivos: bolsas especiales, recipiente de vidrio o plástico duro con tapadera de rosca plástica estéril o limpia.

Tiempo de almacenamiento

De 2 a 4 horas en temperatura ambiente, 2 semanas dentro del congelador, de 3 a 5 días en las parrillas del refrigerador, 3 meses en congelador de 2 puertas, 6 meses en congelador comercial (si la leche ha sido descongelada se puede refrigerar hasta 2 horas y usarse después, no debe ser congelada de nuevo).

Preparación de la leche extraída

Si está congelada se coloca en las parrillas del refrigerador para descongelarla; cuando ya esté a temperatura ambiente, se entibia en baño María; la leche puede darse al niño con gotero, cuchara o vaso plástico limpios; si está en refrigeración, se saca una hora antes de entibiarla y agitarla suavemente antes de probar la temperatura de la leche. Nunca caliente la leche materna en horno de microondas, concluyó la profesional.


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here