Muchas personas están expuestas cada día al humo que emiten los automotores, ya sea cuando estas caminan por la calle o si en su trabajo constantemente están cerca de los gases que expulsan los vehículos, principalmente los autobuses.

Entre sus componentes este humo contiene monóxido de carbono, lo que puede causar progresivamente enfermedades crónicas degenerativas como el asma, enfisema pulmonar y cáncer, informó el doctor Mynor Mejía, jefe de la Sección de Seguridad e Higiene y Prevención de Accidentes, del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

“En este caso quienes más corren riesgo son los trabajadores que día a día están cerca del tráfico vehicular, por ello el IGSS se enfoca en prevenir estas enfermedades con un programa dirigido a los laborantes y se divulga información a la población en general para que se tomen medidas preventivas”, indicó Mejía.

Qué debemos hacer para protegernos

Quienes más están expuestos al humo de los vehículos deben utilizar mascarillas especiales que contengan filtro para que procese las partículas que son dañinas, deben evitar lo más que puedan la exposición continua a los gases y dejar de fumar, ya que el daño a los pulmones sería de impacto doble.

También recomienda hacerse chequeos médicos de forma periódica para conocer qué efectos ha podido causar el humo en su organismo, destacó, Mejía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here