Con el fin de evitar accidentes por quemaduras durante la época navideña, María Mercedes Colindres, inspectora de la Sección de Seguridad e Higiene y Prevención de Accidentes, hace las siguientes recomendaciones al manipular juegos pirotécnicos y al cocinar los alimentos.

Fuegos artificiales

  1. No queme juegos pirotécnicos en envases de vidrio o plástico.
  2. Estos debe quemarlos en lugares abiertos y lejos de fuentes de
    calor.
  3. Si un juego pirotécnico no se quemó, no intente quemarlo de nuevo.
  4. Lávese las manos después de quemar fuegos artificiales.
  5. Los niños siempre deben estar acompañados de un adulto.
  6. No almacene en casa los juegos pirotécnicos, pero si es necesario hacerlo déjelos fuera del alcance de los niños, en lugar seco, ventilado y sin fuentes de calor.
  7. No guarde los juegos pirotécnicos en las bolsas de la ropa o mochilas.

En la cocina

  1. Utilice guantes térmicos para manipular ollas y sartenes.
  2. Use ropa de manga corta o de mangas ajustadas.
  3. Evite usar prendas de vestir con flecos.
  4. No deje que los niños se acerquen a la cocina.
  5. Al destapar una olla hágalo por un lado para evitar que el calor le dé directamente en la cara.
  6. Tenga el cilindro de gas fuera del área de la cocina.

Cómo tratar la quemaduras

Las de primer grado afectan la capa externa de la piel, producen enrojecimiento, hinchazón y dolor. No se aplique cremas caseras, trátelas con agua corrida durante 10 minutos. De no haber dolor, irritación o fiebre en las primeras 48 horas, no es necesario trasladar a un hospital a la persona afectada.

Las de segundo grado afectan la capa externa y la capa subyacente de la piel. Producen hinchazón, enrojecimiento y se producen ampollas, que no deben reventarse; consulte al médico.

Las quemaduras de tercer grado afectan la cara externa e interna de la piel. Necesitan atención médica inmediata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here