Inspectores de la Sección de Seguridad e Higiene y Prevención de Accidentes realizan supervisiones a expendios, puestos y kioscos en los que se venden o almacenan juegos pirotécnicos ubicados en las diferentes regiones del país, con el objetivo de verificar que se cumpla con las normativas establecidas en el Plan Belén.

“Nuestra labor es velar por la seguridad de quienes laboran en estos comercios, así como para las personas que compran esos productos. En las visitas se verifica si cumplen con las condiciones de higiene y seguridad para prevenir accidentes”, expresó Mynor Batres, inspector del IGSS.

La tarea de los inspectores es verificar que las ventas cuenten con extintores de por lo menos 10 libras, un recipiente con arena y un balde con agua. Además se les recomienda que no hagan pruebas de los productos dentro ni cerca de estos puestos de venta.

“En este mes los inspectores salimos a supervisar, pero además conversamos con los encargados y trabajadores de los negocios para hacerles las prevenciones necesarias con la finalidad de que no ocurran accidentes y que no resulten personas quemadas”, agregó Batres.

“Tener una cohetería es una experiencia muy bonita, porque es un producto que trae felicidad a los niños en la temporada navideña. Para mí la visita de los inspectores del IGSS son buenas, pues algunas veces uno ignora ciertas cosas, y es bueno que uno atienda sus recomendaciones”, comentó Estela Molina, propietaria de la cohetería La Guadalupana, ubicada en el barrio La Parroquia, zona 6.

 

Inspector verifica patente de venta de juegos pirotécnicos. Foto: Prensa IGSS
Los juegos pirotecnicos deben deben llevar especifaciones para su uso. Foto: Prensa IGSS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here