La feliz pareja conformada por Ligia Damaris Yumán, de 18 años, quien es persona de talla pequeña, y Joel Adolfo Monzón Cruz, de 22 años, de estatura normal, agradecen al personal del Hospital de Gineco Obstetricia por los controles y cuidados especiales que tuvieron durante el embarazo de alto riesgo de Yumán, quien el martes 5 de noviembre de 2019, a las 14:55 horas, dio a luz a su bebé con peso de 5 libras y talla de 44 centímetros, el que será bautizado como Ángel Isaac Monzón Yumán.

Los especialistas le practicaron una cesárea, pues pese a que tenía 35 semanas de embarazo, por tratarse de un bebé de tamaño normal, el vientre de la madre era insuficiente, y fue así como se logró que el niño naciera en condiciones óptimas, por lo que este día tuvo egreso. Previo a que los padres abandonaran el centro asistencial el personal de este organizó una cordial despedida, aunque se mantendrá el debido seguimiento del caso.

La talla pequeña es una patología conocida como acondroplasia, la cual se puede heredar, y según lo informado por la madre ella la heredó de su tatarabuelo, quien era pequeño, y ello se puede repetir en la segunda o tercera generación. “Ser de talla pequeña no ha sido ninguna limitante para mí, pues soy autosuficiente”, comentó la señora Yumán.

Ella reiteró su agradecimiento tanto a médicos especialistas como a personal de enfermería y de otros servicios, por la atención que se le brindó desde el inicio de su embarazo, y que hoy como pareja se sienten muy felices al tener en condiciones óptimas a su bebé. La familia fue despedida calurosamente por todo el personal que atendió su caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here