Automedicarse podría desencadenar grandes consecuencias perjudiciales para su salud, indicó la química farmacóloga y médico Diana Cerezo, encargada de atención farmacéutica del Hospital General de Enfermedades, IGSS zona 9.

Cerezo advirtió a los afiliados y derechohabientes que el automedicarse es un hábito peligroso debido que son más las personas que recurren por sus propios medios a la toma de un medicamento con el objetivo de tratar un dolor o contrarrestar una molestia en vez de acudir al médico.

No solo se puede crear la resistencia a un antibiótico y empeorar la enfermedad con aspectos no deseados, sino que el paciente se puede intoxicar.

La profesional destaca que el IGSS por medio de su Política Preventiva de la Seguridad Social en su eje 1 establece las mejoras continuas en la protección de la salud al utilizar los mecanismos para coadyuvar a mantener un estricto control acerca de sus enfermedades y medicamentos.

Médico Diana Cerezo.

Entre los medicamentos más utilizados se encuentran los remedios para la acidez y los relajantes musculares, una situación donde incide la publicidad que es llamativa.

La entrevistada destaca que algunas personas toman la responsabilidad de su propia salud, la de sus amigos o familiares en sus manos sin ninguna preocupación, por ello aconseja la existencia de una vía de comunicación entre medico, químico farmacéutico y paciente, pues todos los fármacos tienen efectos colaterales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here